Dodge Charger SRT Hellcat del 2020 – Prueba de manejo

Tuvimos la oportunidad de conducir el Dodge Charger SRT Hellcat del 2020 

Un auto inolvidable, fabricado en la planta de Brampton en Ontario, Canada.

La primera generación del Charger fue producida por Chrysler Corporation entre 1970 y 1974. La segunda estuvo a cargo de Chrysler Group entre 2008 y 2014 y la actual, por Fiat Chrysler Automobiles.

Para el 2020 Dodge Charger viene en 6 versiones: Charger SXT, Charger SXT AWD, Charger GT, Charger GT AWD, Charger R/T, Charger Scat Pack y Charger SRT Hellcat Widebody

En este caso manejamos el Dodge Charger SRT Hellcat en una una edición especial llamada Daytona 50th Anniversary del que se fabricaran solo 500 vehículos

El diseño exterior mantiene la tradición de la silueta de un musculoso deportivo.

Visualmente este Dodge se destaca por el frente con grandes tomas de aire que permiten una mejor ventilación de los frenos, un capó de aluminio con entrada de aire, una parrilla con diseño más deportivo, un spoiler trasero, dos salidas de escape, los emblemas de Hellcat y la palabra Daytona en la parte trasera.

Faros delanteros tipo proyector de Xenón, faros de niebla y lámparas para el día de LED.

Difícilmente podemos contar el empuje que se siente al pisar a fondo el acelerador y hacer rugir un bestial motor Supercargado de 6.2 Litros HEMI SRT Hellcat V-8 de 717 Caballos de Fuerza y 650 Libras Pie de Torque.

La transmisión es automática de 8 velocidades con control electrónico adaptativo con control manual completo mediante selector de marchas o paddle shifters y con tres modos de manejo exclusivos de SRT: Street, Sport y Track.

Frenos Brembo de alto desempeño con 6 pistones, calipers en color rojo y llantas de aluminio Gloss Black de 20 pulgadas.

Paquete de audio Harman Kardon con 19 parlantes, asientos de Nappa/Alcantara con logo Daytona 

Sistema Unconnect con pantalla Touch Screen de 8.4 pulgadas con Apple CarPlay y Android Auto, sistema de información “Dodge Performance Pages” y “SRT Performance info”

El Charger ofrece una suite completa de tecnología de seguridad, que incluye alerta de colisión frontal, frenado de emergencia automático, advertencia de salida de carril, asistencia de mantenimiento de carril y control de crucero adaptativo entre otras.

La dirección se siente un poco demasiada pesada para maniobrar a baja velocidad. En la carretera, sin embargo, el peso imparte una excelente sensación de estabilidad.

Dodge Charger SRT Hellcat edición Daytona 50th Anniversarydel 2020, del exclusivo club de los “musculosos”, una potencia que atrapa.

Después de conducir este auto queda claro que Dodge sabe construir autos que emocionan.

Producción: Luis Fernandez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here